Economía doméstica

La economía doméstica es una asignatura que se estudia en algunos países, y que tiene como fin concienciar a los jóvenes acerca de las pautas más adecuadas para organizarse el  día en que decidan independizarse y vivir en su propio hogar.

Pero también hay otras cosas a las que podemos denominar economía doméstica, y que sobre todo desde que la crisis mundial hizo acto de presencia ha producido algunos cambios en el modo en que las familias se administran para llegar a final de mes.

Vamos a repasar algunos de los campos en los que las familias están ahorrando hoy para cubrir sus gastos.

comida-casera

Comidas más caseras

En parte por necesidad y en parte porque la cocina tradicional está volviendo con mucha fuerza, las recetas de antaño son una forma de ahorrar dinero. Y en lugar de salir a comer a un restaurante o comprar comidas preparadas, muchas personas han vuelto a los guisos tradicionales o a cocer su propio pan.

Para cocinar estas recetas se valen de nuevas técnicas de cocina como las ollas super rápidas o la compra de una panificadora que les permiten hacer las cosas en menos tiempo, y por tanto ahorrando energía y dinero.

ahorrar-dinero

Ahorro de recursos

Con el fin de gastar menos gasolina, muchos han tomado la decisión de ir andando a los sitios cuando están cerca, o en transporte público si están algo más lejos, en lugar de coger el coche. Así ahorran gasolina y piezas de repuesto.

Las bombillas de ahorro, especialmente las basadas en tecnología led, ganan terreno a las convencionales, y además se buscan electrodomésticos con una curva de consumo lo más baja posible para que la factura de la luz también lo sea.

Y muchos olvidan que disponer de una vivienda preparada y eficiente puede suponer el mayor ahorro posible a lo largo del año.

Por supuesto, también se procura apagar las luces cuando no son necesarias, y los electrodomésticos no se dejan en marcha, mira este artículo sobre el ahorro doméstico.

Hay quien incluso ha adquirido una freidora sin aceite para no tener que consumir tanto, además de reducir las grasas ingeridas. Sea como sea, los alimentos también entran dentro del ahorro de recursos.

comparar-precios

Comparación de precios

Comparar antes de comprar hoy no es una opción, y hasta en Internet proliferan las páginas de comparadores de todo tipo que ofrecen los precios de un grupo de productos para ver cuales son los más interesantes y ahorrar tanto en tiempo como en dinero.

Seguros, tarifas de móviles y hasta supermercados son algunos de los servicios que podemos encontrar hoy en Internet comparados para que quien los consulte solo tenga que elegir la opción que le parece más adecuada.

Esto y mucho más puede incluirse dentro del concepto de economía doméstica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s